He tenido un accidente y me duele el cuello

MI HIJO TIENE MIEDO DE QUEDARSE SÓLO ¿QUÉ HAGO?

0 Comments

Mi hijo tiene miedo de quedarse sólo ¿Qué hago?

Sentir miedo durante la infancia es bastante común y es una forma de aprendizaje.

 

Los miedos infantiles evolutivos son una emoción que surge con el propósito de preservar el desarrollo infantil, ya que son necesarios para la supervivencia de la especie, por ejemplo, procuran que el niño no se vaya con un desconocido, que tema animales peligrosos o se aleje de calles oscuras.Al igual que la ansiedad puede funcionar de forma adaptativa, el miedo es una emoción que puede resultar completamente funcional.Se considera que el miedo opera de forma adaptativa cuando es una alarma “bien calibrada”, que se presenta ante un peligro real. Por contra, el miedo se vuelve patológico cuando constituye una alarma mal ajustada, tanto en su activación como en su regulación.

 

Si tu hijo tiene miedo a estar solo, no es recomendable desestimar sus sentimientos y preocupaciones. El temor que siente, sea producto de algo real o imaginario, puede desencadenar emociones que terminen desequilibrando su vida y, en consecuencia, la tuya también. El miedo es una sensación desagradable que suele ser generada por una percepción de peligro. Esa percepción surge ante un riesgo o amenaza verdadero o ficticio, y quien lo sufre puede sentirse paralizado e incapaz de reaccionar.

 

Los niños pequeños pueden verse envueltos fácilmente por esta sensación de angustia y temor debido a la gran imaginación que suelen tener. Por lo tanto, si tu hijo te manifiesta sus temores ante la posibilidad de estar solo, lo mejor es ahondar en sus reacciones ante lo que le produce la angustia.

 

¿Qué hacer si mi hijo tiene miedo?

 

– Es preciso indagar sobre su miedo a estar solo, pregúntale qué cree que puede pasarle si está solo.

 

– No le juzgues ni te burles de sus temores, hay que escucharle con atención cuando te cuente lo que piensa y siente.

 

– Habla con tu hijo para que te cuente sus miedos y enséñale palabras para definir sus

 

sentimientos. También puedes animarle a pintar, ya que los dibujos son una buena forma de expresar lo que le asusta.

 

– No le exijas demasiado. Cada niño tiene su ritmo de desarrollo y si le comparas con otros, temerá decepcionarte.

 

– Hazle saber que siempre estarás allí para él, que comprenda que estarás para cuidarlo y protegerle.

 

-Prueba a dejarle en compañía de un peluche o su muñeco favorito.

 

-Empieza por dejarle jugar solo o a hacer los deberes sin tu compañía.

 

– Al principio puedes hablarle desde otra habitación, hacer algún ruido o cantar para que él sepa que estás cerca. Esto reforzará su confianza al saber que si te llama podrás estar enseguida.

 

– Más adelante se le expondrá a situaciones en las que se sienta solo, pero en periodos cortos de tiempo (debe de aprender a disfrutar en soledad).

 

Muchas veces somos los adultos los que tenemos miedo a dejarlos solos porque creemos que no tienen recursos suficientes para desenvolverse.

 

-Intenta que haga las cosas por sí mismo para que pueda desarrollar todas las estrategias necesarias, si siempre tiene a alguien para que las haga por él, se puede acomodar esperando que otro resuelva los problemas.

 

 

Sentir miedo durante la infancia es bastante común y, en algunos casos, hasta saludable. Y es que el temor brinda precaución en el niño y evita que corra riesgos innecesarios. No obstante, si la situación comienza a salirse de control, es momento de buscar apoyo profesional.

 

El miedo desproporcionado puede generar en el pequeño síntomas desagradables como náuseas, mareo, malestar estomacal y fiebre. Si tu hijo tiene miedo y reacciona de una manera que consideras excesiva causándote preocupación, consultar la opinión de un experto es lo más razonable.

Choose your Reaction!
Leave a Comment

Your email address will not be published.